Fast Fashion

¿Sabías que se calcula que se requieren 200 toneladas de agua para producir una tonelada de textil?
Fast fashion

El impacto del fast fashion

Recientemente, hay un término que ha tenido mucha cobertura y crítica: el fast fashion (moda rápida). Es decir, moda de bajo precio y fácil acceso. Su popularidad aumentó exponencialmente debido a que permite a muchas más personas estar a la moda, vistiendo los colores de temporada y diseños.

La industria de la moda parece haber cambiado sus  estándares de calidad para favorecer la cantidad y regularidad de compra. Así, la ropa ha bajado sus precios, lo que se consideraría bueno. Sin embargo, a largo plazo tiene consecuencias negativas para nosotros los usuarios y para el medio ambiente.

La baja calidad en los materiales se refleja en un menor tiempo de uso, lo que nos lleva a desecharlas poco después de comprarlas. Esto, aunado al cambio de tendencias y temporalidad de las colecciones, nos lleva a comprar más.

De esta manera, se genera un mayor impacto ambiental, primero por la sobreproducción y segundo por la cantidad de basura generada. Al bajar los costos de producción y acelerar los procesos, en los últimos 20 años, el consumo de ropa en el planeta ha crecido un 400%. 

Se calcula que se requieren 200 toneladas de agua para producir una tonelada de textil. Aunado a esto, las plantaciones como la de algodón reciben pesticidas y fertilizantes sintéticos para producir más, lo que contribuye a la erosión de la tierra.

Por otro lado, además de los insumos necesarios para la producción acelerada, se deben tomar en cuenta las emisiones consecuencia del empaque y transporte del producto terminado. Y, finalmente, las emisiones y problemas resultado de la basura producida antes, durante y después de la compra. 

Calcular la huella de carbono requiere mucha investigación. Conoce qué tan amable es tu closet para el medio ambiente y qué puedes mejorar en el siguiente link https://www.thredup.com/fashionfootprint 

Moda responsable

El atractivo del fast fashion no pasa desapercibido. Sin embargo, estamos en un punto en el que comprar de manera más responsable trae más beneficios que simplemente la comodidad a corto plazo.

Como dice el dicho, “lo barato sale caro”, para el usuario y para el ambiente. Entonces, ¿cómo comprar mejor si el fast fashion está en todos lados? Compra responsable. 

  1. Busca materiales de calidad (aunque cuesten un poco más). Estos durarán más tiempo y te darán un mejor retorno de inversión.
  2. Compra piezas atemporales que puedas combinar fácilmente sin importar la temporada. En este ámbito especialmente están las prendas básicas y multifacéticas  como: camisas blancas, playeras negras, pantalones de mezclilla, botas de combate y tenis blancos.
  3. Compra local. Al comprar marcas de tu país, reduces el transporte que se requiere para hacerte llegar tu prenda, lo que reduce el impacto ambiental que tiene tu compra.

Recuerda que Offlander hacemos botas de manera artesanal hechas en México, con insumos mexicanos de alta calidad. Así, podemos ofrecerte un producto increíble, con bajo impacto ambiental y precio atractivo. ¿Ya tienes las tuyas? Conoce nuestro catálogo.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Carrito
    El carrito está vacíoSeguir comprando
    Carrito de compra